De las decepciones y los parques.

Content Protection by DMCA.com

Y ahora vi como un cafetal, el cual cayo con el sistema monoagroexportador, convertirse en un parque, después reanudarse y usarse para propaganda política, aunque en realidad solamente han tomado un lugar que medio se ha recuperado de la desgracia de los ignorantes y codiciosos, y la cual es un pequeño pulmón en una zona donde la avaricia ha hecho que vendan y desforesten todo en derredor.

n

Es una pena que vivamos en una sociedad tan estúpida y conformista. Sin tan sólo unos más se nos unieran a la gente que sí hacemos algo, aunque es poco; aunque sea que los pueblos se desconectaran y despertaran de ese sueño que los tiene aletargados y les hacen olvidad las cosas importantes, las cuales no son el dinero y consumir gracias a él.

n

Traducción: Fui al Parque de los Pericos, ahora conocido como Parque Bicentenario (todavía me pregunto ¿De cuál?); aquel que era cafetales de la gente rica. No esta tan feo, pero está feo, está mal, pero al menos se puede respirar un poco y alejarse del mundo. Arboles nativos, frutales, ornamentales y muchos tipos para variar, y no solamente cafetales y parcelas de bambu.

n

Y quedan en WP 6 borradores que tengo que terminar y como un montón de cosas que tengo que hablar, además de expandir este post con una anécdota del viaje y mis comentarios; pero me conformo por quejarme un poco y relajarme.

n
Archivado en: samuel suiri hikari


Descubre más desde El Mundo de Suiri

Suscríbete y recibe las últimas entradas en tu correo electrónico.


Comentarios

Deja un comentario

Descubre más desde El Mundo de Suiri

Suscríbete ahora para seguir leyendo y obtener acceso al archivo completo.

Sigue leyendo